Modelo de carta de renuncia

A la hora de renunciar a un trabajo, se puede hacer de varias formas. La manera más habitual es la de renunciar de manera voluntaria. Menos habitual son las renuncias laborales presionadas o forzadas, en cuyos casos podríamos estar hablando de despidos ilegales en los que el capataz o empresario pretende ahorrarse los costos que suponen el hecho de despedir a alguien. Una renuncia voluntaria por tanto no tiene un coste para el empresario y siempre es la mejor opción económica.