Ejemplos y modelos de carta de poder

Poder

Existen diferentes poderes y diferentes tipos de cartas de poder: La carta de poder notarial, la carta de poder para cobrar, el poder simple, el poder para tramites administrativos, poder laboral, poder especial, y poder de representación.

La carta de poder especifíca siempre las circunstancias y el modo de actuar de la persona encargada de recibir dicho poder. De esta forma se evitan los malos entendidos y se regulariza la responsabilidad bajo la que actúa la persona interesada.

La carta de poder puede autorizar a otra persona a administrar nuestras cuentas bancarias, o a invertir en nuestro nombre, a pagar facturas o a contratar personas...etc.

La persona que recibe el poder va a actuar en nuestro nombre, por ello resulta muy importante dejar bien fijadas de antemano las cotas o límites de actuación de dicha persona, de modo que no se extralimite en sus funciones y no nos acarree problemas posteriores. Se recomienda siempre la intervención de un abogado a la hora de redactar y de aclarar los términos legales en los que se mueva la persona beneficiada.

Los apartados más importantes que deben figurar en un modelo de carta de poder:

1 - La identificación de las personas que transfieren y aceptan el poder.

2 - Explicación detallada del poder, explicando de forma clara y concisa los límites de actuación hasta donde alcanza dicho poder, así mismo la duración con fecha de inicio y de finalización del poder.

3 - Las firmas, importante para que el documento tenga validez.

La persona que otorga el poder, siempre puede en todo momento cambiar de parecer si no está de acuerdo, nunca el beneficiado podrá actuar con intereses contrarios. Prevalecen siempre los intereses de la persona que emite el poder.

En caso de fallecimiento,  la carta de poder pierde el valor. En ocasiones el beneficiario sigue actuando en nombre de la persona fallecida. Todas las acciones cometidas en ese periodo de tiempo pueden ser reconsiderados o rechazados por parte de los herederos y puesto en manos de un abogado si fuese necesario.