Ideas para redactar una carta de préstamo sencilla

Ideas para redactar una carta de préstamo sencilla

¿Cómo solicitar un préstamo?

La solicitud de préstamo conforma un conjunto de trámites cuya complejidad estará dada por la magnitud del monto a solicitar y por los fines para los que se aplicará el dinero obtenido. No es lo mismo solicitar un simple crédito personal por un monto bajo y a devolver en pocas cuotas, que un crédito hipotecario o prendario, donde el beneficiario deberá demostrar una importante solvencia económica.

Lo primero que debe estar claro que, para solicitar un préstamo, cualquiera sea el monto y el destino del mismo, debemos estar aptos para recibirlo, ¿qué significa eso? Que no nos encontramos inhabilitados por incumplimientos anteriores. Esto debemos consignarlo en nuestra carta de solicitud de préstamo, aunque más allá de nuestro testimonio, el banco se encargará de verificar esto. Pero, cuidado, la carta de solicitud actúa a la vez como declaración jurada, es decir que lo que en ella digamos tendrá valor legal y proporcionar datos falsos puede actuar en nuestro perjuicio. Siempre conviene realizar, previo a la redacción de la carta, nuestras propias verificaciones a los efectos de estar seguros de no poseer impedimentos que nos impidan acceder al préstamo.

El otro aspecto a abordar en nuestra solicitud de préstamo, es nuestra solvencia financiera. Aquí deberemos expresar cuál es el total de nuestros ingresos personales o del grupo familiar si esto fuere posible. También la carta deberá contener información sobre si nos encontramos pagando algún otro tipo de préstamo o de crédito anterior, que actúe reduciendo nuestros ingresos.

Finalmente, si es un requerimiento de la entidad donde solicitamos el préstamo, posiblemente debamos presentar los datos de aquellas personas que serán las garantías de nuestro crédito en caso de un incumplimiento de nuestra parte. En este caso los datos que debemos aportar son similares a los que daremos sobre nosotros mismos.

Recordemos que todos los datos que aportemos deberán estar acompañados de la correspondiente documentación de respaldo, es decir, copias de documentos de identidad, certificado de domicilio, copia de recibos de sueldos o certificaciones de ingresos – esto último para aquellas personas que trabajan en forma autónoma.

La redacción de la solicitud de préstamo

Si bien la mayoría de las instituciones financiera o bancarias, entregan un modelo de carta de solicitud de préstamo, éstas son una versión pro forma de lo que debemos redactar. La carta de solicitud deberá contener la fecha y el lugar desde donde se realiza la carta. Luego podremos a quién está dirigida – esto es directamente el nombre de la institución – y luego viene el cuerpo principal de la carta.

En el cuerpo central de la carta vamos a poner que nos presentamos ante la institución a los fines de solicitar un préstamo, el tipo de préstamo, sea este personal, hipotecario, prendario, etc. luego vamos a establecer el monto que estamos solicitando. Un párrafo de nuestra carta de solicitud de préstamo estará referido a nuestros ingresos, cómo están conformados. En caso que estemos hablando de un salario por trabajo en relación de dependencia, es importante señalar la antigüedad que tenemos en ese empleo. Algunas instituciones indagan acerca de si somos propietarios o inquilinos de la vivienda donde habitamos y si tenemos otros bienes como vehículos u otras propiedades inmuebles.

El párrafo referido a las garantías que presentamos para nuestra solicitud de préstamo deberá ser igual de detallado con relación a los datos que aportemos. Es necesario señalar que en algunas legislaciones vigentes la vivienda única con destino a uso familiar es inembargable por lo cual no suele ser aceptada como garantía.

Por último, en la carta de solicitud de préstamo puede incorporarse un detalle de toda la documentación que estamos presentando como respaldo de la información suministrada. Esto es importante porque este tipo de cartas suelen presentarse por duplicado ya que la copia es rubricada por el banco como constancia de recepción de la misma. En este caso, la carta actúa como constancia de recepción de la documentación señalada.

Finalmente, la carta irá firmada de puño y letra. Inclusive algunas instituciones tienen como norma que la misma sea firmada en presencia del empleado del banco interviniente en la operación. Con esta carta y con la documentación que la acompaña, el banco procederá a abrir un legajo o carpeta de solicitud de préstamo, la que será enviada al departamento de legales para su verificación y pre aprobación.

Con estas sencillas recomendaciones, ya estamos en condiciones de preparar nuestra solicitud de préstamo y sólo nos resta esperar el proceso consistente a en la comprobación de todos los datos aportados y en poco tiempo más, dispondremos de los fondos que hemos solicitado. Esperamos que esta guía haya colaborado en facilitar la tarea de preparar una solicitud de préstamo.